Condenado a cinco años de prisión por un delito continuado de abusos sexuales contra dos mujeres menores

imagen
Centro Penitenciario Burgos.

El TSJCyL ha ratificado una sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial de Burgos dictada en abril de este año y que fue recurrida por el investigado.

burgosnoticias.com  | 11/07/2019 - 14:27h.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL)  ha ratificado una sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos, por la que se condena a un hombre por abusos sexuales contra dos mujeres que en el momento en que se produjeron los hechos, entre junio de 2015 y abril de 2016, eran menores.

La sentencia le condena a la pena de prisión de 5 años y siete meses, otra pena de 22 meses de multa, una tercera de 6.000 euros a la representante legal de una de las menores, la perdida del derecho de sufragio y multas accesorias que debe pagar a la Administración del Estado y las costas del juicio. El reo, además de incurrir en delitos de agresión sexual, también ha sido acusado de otro de exhibición de material pornográfico.

El condenado, que puede recurrir en casación ante el Tribunal Supremo, mantuvo una relación de pareja con la madre de una de las menores durante diez años, conviviendo con la hija de ésta, ejerciendo "funciones parentales" con la hija de la mujer.

La sentencia asegura que el hombre aprovechaba la notable diferencia de edad y madurez de la menor y valiéndose de esta relación paterno-filial existente entre él y la menor abusó de ella en el domicilio, "con el propósito de satisfacer sus deseos sexuales" realizando tocamientos y metiéndose en la cama de la menor.

Además, también intentó realizar tocamientos a una prima de la niña en una ocasión en la que las acompañó al cine en varias ocasiones y mientras veían la película, sentado entre las dos mujeres, con intención de satisfacer sus deseos sexuales tocaba a la prima de la primera, rechazando la segunda las intenciones del hombre

A consecuencia de estos hechos la primera menor sufrió una sintomatología de corte depresivo y ansioso habiendo remitido hasta conseguir la normalización de su estado psicológico, persistiendo el miedo a la venganza o represalias del investigado.

Con fecha 10 de junio de 2016 por el Juzgado de Instrucción nº 1 de Burgos se dictó auto por el que se imponía al hombre la prohibición de comunicarse con la menor y su madre y de acercarse a una distancia inferior a 300 metros de ellas de sus respectivos domicilios, centros de estudios, lugares de ocio y demás lugares que frecuenten".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad