CONFIDENCIAL RADIO ARLANZÓN

Cs Burgos no sabe lavar la ropa sucia en casa

Esta es la conclusión a la que ha llegado una dirigente de la formación naranja al enterarse de la bronca que el concejal del Ayuntamiento de la capital, Jesús Ortego, le ha echado este viernes al diputado provincial, Lorenzo Rodríguez, teniendo como escenario la antesala del Salón del Plenos, mientras en el interior se estaba desarrollando la sesión ordinaria de octubre

imagen
burgosnoticias.com  | 26/09/2017 - 18:45h.

Los hechos que ha conocido de manera directa y presencial este CONFIDENCIAL han tenido lugar hacia las 10.45 horas, en el momento en el que el no adscrito Fernando Gómez, que por cierto celebraba su cumpleaños, estaba haciendo uso de la palabra.

Inicialmente, los diputados Lorenzo Rodríguez y José María Fernández han acudido al Consistorio capitalino para informar personalmente a sus compañeros concejales de Burgos que había ordenes taxativas del Partido, tanto a nivel nacional, regional, como provincial, para que aun haciendo las críticas que creyeran conveniente sobre Rajoy, el PP o la actuación del Gobierno en la crisis catalana, había que votar a favor la moción de urgencia presentada por el Partido Popular para respaldar a la Policía y Guardia Civil desplazada a Cataluña.

Gloria Bañeres ha aceptado sin rechistar la orden, mientras que Jesús 'Yosu' Ortego ha increpado duramente a Lorenzo Rodríguez, diciéndole lo más fino que "era la última vez que le decía cuál tenía que ser el sentido de su voto en un tema del Ayuntamiento de Burgos". Rodríguez ha aguantado estoicamente la bronca y el tema no ha llegado más lejos.

Finalmente, los concejales de Ciudadanos han votado apoyando la moción, tal y como les habían "sugerido".

Por todos, y sobre todo por este CONFIDENCIAL, son conocidas las diferencias existentes entre miembros de esta formación, a nivel provincial y local. También sabemos que Rodríguez cuenta con los apoyos tanto de Rivera, a nivel nacional, como de Fuentes a nivel regional, por lo que parece claro que el futuro político de Ortego no está tan claro.

publicidad