OPINIÓN

Desde Algeciras a Bilbao vengo por Aranda

manifestacion-tren-directo

Los tiempos lo transforman todo. Hace muchos años el viaje desde Santurce a Bilbao lo hacían las sardineras "por toda la orilla" Ahora y sin remangar la falda hemos descubierto que, para ir de Algeciras a Bilbao, se pasa por Aranda de Duero

Juan V. Velasco | 07/05/2021 - 16:44h.

En el denostado "ancien regime" que gobernó España durante 36 años ya se habían dado cuenta de ello y en julio de 1968 RENFE inauguró la línea Madrid-Aranda- Burgos, que conectaba el sur con el norte de la península por la distancia más corta, la que marca una línea recta.

Pero lo que dicta la geometría y la razón asume, la política lo desbarata. Y para no dejar fuera a la ciudad que de hecho que no de derecho es la capital de Castilla y de León, la línea deja de ser recta y asume una joroba de 100 kilómetros para jorobar a la sierra norte de Madrid, la provincia de Segovia, la Ribera del Duero y la comarca del Arlanza.

Lo que el denostado centralismo de Madrid no contempló, el consentido centralismo de Valladolid lo ejecutó. Y esa línea con el túnel de Somosierra cegado por un derrumbe y la línea en su tramo por la provincia de Segovia hasta Aranda en peor situación de conservación que la que los prisioneros ingleses se encontraron en Birmania cuando construyeron el puente sobre el rio Kwai, entra ahora en controversia política vestida de una impostada unanimidad.

Todo ello bajo la batuta de un maestro de ceremonias, que como parece que no es capaz de abrir "las puertas" todo lo que quisiera, se sube a unas "vías" que mucho nos tememos que están del todo muertas.

Porque ningún gobierno ni del PP ni del PSOE ha hecho nada primero por mantener y segundo por poner en funcionamiento un eje que, aunque la razón parece mostrar como la solución más lógica para movilizar las mercancías del sur al norte de España, deja fuera de juego a Valladolid. Y eso para la Castilla y León del PP y del PSOE que en esto como en tantas otras cosas tanto monta monta tanto, son palabras mayores.

Pero como ni unos ni otros han puesto dinero cuando gobernaban, no olvidemos que la competencia de la línea es de ADIF, ni los que ahora gobiernan, más preocupado por el corredor Mediterráneo, naturaleza valenciana de Ábalos obliga, son capaces de poner el Algeciras Bilbao en el mapa de los fondos europeos de resiliencia, formalizan ahora una fingida unanimidad política que no viene sino a tapar la clamorosa falta de voluntad política de unos y de otros. Los burgaleses como castellanos viejos tenemos muy claro que obras son amores y no buenas razones.

Y mientras tanto unos bienintencionados burgaleses se manifiestan periódicamente sin ningún éxito pidiendo la reapertura del Directo Madrid Aranda. Vaya para ellos nuestro ánimo y reconocimiento, así como un pequeño consejo si se nos admite. Dejen de hablar del Directo Madrid Aranda y hablen del Algeciras Bilbao porque o perdemos el pelo de la dehesa o nos quedaremos compuestos y sin tren.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad