EDUCACIÓN

Las escuelas católicas de Burgos reivindican su puesto en la oferta educativa y alcanzan un 35% de la escolarización total

Colegio La Merced y San Francisco Javier
María C. | 19/10/2021 - 12:07h.

Las escuelas católicas de Burgos quieren hacer frente a la superficialidad e histeria gracias al análisis objetivo de las situaciones y el razonamiento. Este sería uno de los objetivos de cara al curso 2021/2022, que comienza con más normalidad que el anterior gracias al porcentaje de vacunación y el descenso de contagios; aunque en el periodo más duro, solo el 1% de las aulas se vieron afectadas por la pandemia. Además, este año reanudan las actividades extraescolares, que permiten reforzar la educación integral y mejorar la conciliación laboral.

Actualmente hay en Burgos 29 centros adheridos a la patronal de Escuelas Católicas de Castilla y León, que este curso tienen matriculados 19.001 alumnos y cuentan 1.732 profesionales. Esto supone un 35% de la escolarización total y un ligero incremento en relación al anterior periodo (+ 0'5%).

Por ello, el delegado provincial de Escuelas Católicas, Javier Pérez, pide "altura de miras y romper con los tópicos", de tal forma que se garantice la libertad de decisión de las familias y se tenga en cuenta su visión de la Educación.

A nivel regional, en los 178 centros adscritos, hay 99.196 alumnos matriculados en centros de la patronal y para ello hay contratados 9.497 profesores; con esto, en Castilla y León el peso educativo de las católicas es de un 28'7%.

Para mejorar la calidad docente están pendientes de acordar un incremento salarial para los docentes de la concertada, del que se beneficiarán más de 7.000 personas y casi la totalidad de los que ejercen en Burgos, incluyendo a aquellos con pago delegado. Este proceso se vinculará a la formación y antigüedad de los profesionales y logrará unas condiciones similares a la de los funcionarios públicos sobre la carrera profesional.

Aunque tal y como recuerda el secretario autonómico de la organización, Leandro Roldán, aún está por definirse.

Además, aseguran que fue una "grata sorpresa" recibir la noticia del impulso de la educación gratuita para menores (de 2 a 3 años) desde la presidencia de la Junta de Castilla y León.

Su red también estaría trabajando en esto. Eso sí, comunica Roldán que únicamente en Infantil, Bachillerato quedaría por el momento fuera, al igual que servicios como el Comedor, ya que no tienen suficiente presupuesto para asumir los costes.

Por ello piden un concierto superior, y es que los costes se vieron agravados por las medidas higiénico-sanitarias ante la COVID y solo se ha cubierto el 40% con la subvención.

Sobre la Ley Lomloe o Ley Celaá, creen que obstaculiza la libertad de decisión al considerar la demanda social y apostar por la zona única, es decir, escoger el centro que está próximo al lugar de residencia.

Sobre la posibilidad de pasar de curso con asignaturas pendientes, dicen que es "primordial" la cultura del esfuerzo y permitir superar el curso con asignaturas suspendidas "no beneficia al alumno", sentencia Roldán.

También comentan que la posibilidad de una EBAU única sería lo más justo.

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad