FINANCIACIÓN

La Junta recupera los niveles de financiación para el proyecto Atapuerca, que confirma que había vida humana en el territorio hace 1,4 millones de años

atapuerca

Concluye una nueva campaña de excavaciones que, cumpliendo las medidas de seguridad y salud, ha recuperado en gran medida la normalidad, así como los niveles de financiación por parte de la Junta tanto en la investigación como en difusión, por la Universidad de Burgos (90.000 euros) y por la Fundación Atapuerca (60.000 euros)

burgosnoticias.com  | 26/07/2021 - 12:39h.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, ha participado hoy en la presentación del balance anual de la campaña de excavación de la Sierra de Atapuerca, el mayor proyecto científico, cultural y social de la comunidad. Son numerosas las actuaciones de la Junta de Castilla y León en este gran proyecto, donde la inversión en tareas de conservación y protección de los yacimientos desde 1984 supera los siete millones de euros. Ortega ha asegurado que "Atapuerca es sin duda buque insignia de la arqueología en Castilla y León", pero ha recordado que esta Comunidad atesora una amplia red de yacimientos arqueológicos, más de 23.000.

El hallazgo más importante de la campaña de excavaciones de este año en Atapuerca ha sido una lasca de cuarzo recuperada en el nivel 7 de la Sima del Elefante. Hasta el momento este nivel no presentaba ninguna evidencia de presencia humana, ahora se puede afirmar que hace 1,4 millones de años vivían humanos en esta zona, así lo ha confirma el codirector de las excavaciones, Eudald Carbonell.

BALANCE DE ATAPUERCA

  • Yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril

Sima del Elefante

El hallazgo más extraordinario de esta campaña se centra en una lasca de cuarzo recuperada en el nivel 7. Hasta el momento, este nivel no presentaba ninguna evidencia de presencia humana pero ahora podemos afirmar que hace 1,3-1,4 millones de años en la sierra de Atapuerca había ocupación humana. La trascendencia de esta pieza lítica recuperada en la Sima del Elefante no se circunscribe únicamente en el estudio de la evolución humana en la sierra de Atapuerca, sino que repercute en el estudio de la evolución humana en Europa, dónde las evidencias de presencia humana en cronología tan antiguas son muy escasas.

Galería

La campaña de 2021 se ha centrado en el tramo inferior de la Unidad GIIIa, en los niveles TG10A y TN7. Los trabajos se han desarrollado en la mitad derecha de la cavidad, sectores TG-TN definiendo la paleosuperficie correspondiente a las últimas ocupaciones de la Unidad GIII, datada en torno a los 260 mil años. En total se han recuperado asociados más de 1.500 restos de fauna y de industria lítica.

La fauna se compone principalmente de restos de ciervos y caballos que fueron procesados en el interior de la cavidad como sugieren las marcas de corte identificados. Además, se han documentado concentraciones de pequeños fragmentos óseos producto de la fracturación de huesos para el consumo de la médula.

La industria lítica utilizada en estos procesos está elaborada en una amplia variedad de materias primas (sílex neógeno y cretácico, areniscas y cuarcitas). Se compone de pequeñas lascas e instrumentos retocados de gran tamaño (bifaces). Esta industria es típica del periodo Achelense en el que nos encontramos. En este momento está bien definido el límite entre unidades GIII y GII, correspondiendo con el pleno funcionamiento de la cavidad como lugar de obtención de recursos cárnicos por parte de los grupos humanos del Pleistoceno medio de la sierra de Atapuerca.

Gran Dolina (TD8)

La intervención en TD8 ya se inició durante la campaña pasada con mucho éxito, ya que permitió rellenar un vacío ocupacional de los grupos humanos en la Sierra, con el hallazgo de dos piezas de industria lítica. Este año se ha podido ampliar la colección de herramientas, confirmando así la presencia humana ente los 500.000 y los 700.000 años. Junto a estas piezas se ha encontrado abundantes restos de fauna que nos permitirán en el futuro y mediante los estudios paleontológicos y tafonómicos comprender cómo era el entorno de la sierra de Atapuerca en esta época.

Gran Dolina (TD4)

A lo largo de esta campaña, en el nivel TD4 de la Gran Dolina, se han encontrado restos fósiles de las especies animales que habitaron Europa hace 900.000 años, cuando se adentraban, en el continente, los primeros humanos. Destaca el hallazgo de los ejemplares más completos y mejor preservados, recuperados hasta la fecha en TD4, de algunas de estas especies, como el coxal y la mandíbula completos de un rinoceronte (Stephanorhinus etruscus) en extraordinario estado de conservación. Esta mandíbula encaja con el cráneo de rinoceronte expuesto actualmente en el Museo de la Evolución Humana, encontrado en 1991, el último año del paleontólogo, Emiliano Aguirre, como director del Proyecto Atapuerca.Industria

  • Cueva Fantasma

Industria

En esta campaña destaca la relevante cantidad de industria lítica recuperada en el yacimiento en comparación con campañas anteriores. En el nivel CF26 se han recuperado varias raederas quina y semiquina, lascas (entre otras, una magnífica lasca de sílex en Q17 con marcas de uso), junto a lascas de descortezado y restos de talla que sugieren un proceso de talla en el entorno inmediato. Estos restos evidencian la presencia de actividad humana y uso de este espacio por parte de los eandertales, en una fase de la secuencia estratigráfica posiblemente relacionada con MIS 3.

Restos óseos

Los restos de carnívoros recuperados corresponden en todos los casos a mandíbulas y dientes aislados. En el nivel SF30 se han recuperado dos mandíbulas de hiena y un maxilar de oso, cuya especie está aún por determinar.

  • Cueva Mayor

El Portalón

En El Portalón de Cueva Mayor, desde el año 2014 se está excavando en dos áreas distintas, una correspondiente a momentos de la Edad del Bronce y otra al periodo Neolítico.

Dentro de la cultura material recuperada en los niveles neolíticos, se ha encontrado un área de actividad centrada en la realización de decenas de fuegos/hogares para, por ejemplo, el procesado de comida o el tratamiento térmico del sílex a la hora de tallarlo; lo que hace que se encuentren niveles cenicientos con cientos de restos de fauna muy procesada y consumida. Los animales consumidos son tanto domésticos (vaca, oveja) como salvajes, sobre todo caballos, lo que demuestra una explotación mixta de los recursos animales (ganadería y caza). Como curiosidad, se han encontrado restos de gato salvaje y zorro que probablemente fueron consumidos.

Además, se encuentran también útiles en hueso como punzones y agujas, algunos elementos de adorno como cuentas de conchas marinas, además de abundantes fragmentos de cerámicas, algunas finamente decoradas. Se han encontrado también abundantes herramientas en piedra como pequeñas láminas de sílex, percutores, molinos, hachas pulidas, etc.

Del conjunto de cultura material correspondiente a la Edad del Bronce, se puede destacar la presencia de un contexto habitacional, con una importante cantidad de fragmentos de cerámica lisa junto a otros decorados y de fina factura. La industria lítica está representada por algunos fragmentos de sílex, cuarcitas y areniscas. La fauna doméstica está representada por ovicápridos, cerdos y algunos restos de caballo, y la salvaje sobre todo por ciervos y corzos.

Sima de los Huesos/Sala de los Cíclopes (Cueva Mayor)

Debido a las restricciones impuestas por los protocolos de seguridad frente a la pandemia de COVID-19, las intervenciones en el interior de la Cueva Mayor se han limitado al máximo posible, especialmente en la Sima de los Huesos, donde las reducidas dimensiones y la dificultad de respirar con mascarillas, debido a la enrarecida atmósfera del lugar, han aconsejado limitar la intervención a tan solo dos jornadas de dos horas cada una.

Con todo, se ha excavado en un sector limitado de la Sala de los Cíclopes, una amplia caverna colindante a la Sima de los Huesos, en donde se ha hallado el cráneo, casi completo, de un oso de la especie Ursus deningeri. Se trata de una especie que convivió con los humanos de la Sima de los Huesos (hace algo más de 400.000 años) y representa un hallazgo de gran importancia, pues se conocen pocos cráneos de dicha especie tan completos. Por otra parte, en la Sima de los Huesos se han realizado trabajos de muestreo geológico para la datación y la mejor comprensión de la formación del yacimiento. También se ha excavado de manera limitada un pequeño sector, en donde ya se encontraron fósiles humanos en campañas anteriores. Como viene ocurriendo de manera ininterrumpida desde 1983, se han vuelto a recuperar fósiles humanos de hace unos 430.000 años de antigüedad en este yacimiento. El fósil más destacado de esta campaña es un astrágalo izquierdo completo (uno de los huesos del tobillo), que es especialmente interesante pues permite estimar el peso corporal del individuo al que perteneció y también aproximar el diagnóstico sexual, lo que resulta de gran interés para completar el conocimiento sobre la población de la Sima de los Huesos.

Galería de las Estatuas Exterior

Se trata de un yacimiento situado en la ladera de la sierra de Atapuerca, por encima de la Trinchera del Ferrocarril. Es una antigua entrada, hoy cegada por los sedimentos, a la Galería de las Estatuas de la Cueva Mayor. Este yacimiento comenzó a excavarse el año pasado y proporcionó restos de fauna fósil y piezas de industria lítica de tradición Musteriense, la propia de los neandertales. Los resultados de la campaña anterior auguraban que este yacimiento podía convertirse en un lugar importante para conocer las actividades de las poblaciones neandertales que habitaron la Sierra. Estas perspectivas se han visto ampliamente colmadas por los descubrimientos de la presente campaña en la que se han recuperado un total de casi 800 piezas, que incluyen más de 400 útiles de piedra talladas en cuarcita y sílex, lo que supone un número extraordinario para una única campaña. Entre las piezas de industria lítica destaca un bifaz delicadamente tallado, cuyo tamaño y factura le sitúan entre las piezas más destacadas de las encontradas hasta la fecha en los diferentes yacimientos de la sierra de Atapuerca. Por otra parte, entre los restos de fauna se han identificado fósiles de bisonte, rinoceronte, ciervo y caballo, que fueron consumidos por el grupo neandertal que ocupó este lugar hace más de 80.000 años.

Galería de las Estatuas Interior

Debido a las circunstancias sanitarias, este año también se ha hecho una excavación de menor duración y con un equipo más reducido en la Galería de las Estatuas Interior. Este yacimiento ha proporcionado ADN neandertal de sus sedimentos, tal y como se publicó recientemente en la prestigiosa revista Science. Los trabajos de este año se han centrado en terminar de excavar el nivel 5 en un sector de la cata Estatuas I, que es el más antiguo de la secuencia, con una edad superior a los 110 mil años, y que ha revelado la presencia de una gruesa capa de espeleotema sobre la que se asienta la secuencia sedimentaria. Por otro lado, se ha avanzado en la excavación de otros niveles más recientes de las dos catas, que han proporcionado herramientas de sílex y cuarcita hechas por los neandertales, así como restos de équido, cérvido, algunos fósiles de carnívoros.

SUBVENCIONES

Durante la presentación del balance de la campaña, el consejero ha explicado que el 15 de julio se publicó en el BOCYL la convocatoria de una nueva línea de subvenciones para proyectos de investigación arqueológica, cuyo cometido es impulsar la exploración sobre el pasado de Castilla y León, a través de la aplicación de la metodología arqueológica, con el objeto de generar y transferir conocimiento científico, aplicando metodologías interdisciplinares y técnicas novedosas. Esta innovadora línea de subvenciones se incardina dentro del 'Plan de investigación, conservación y difusión en materia de arqueología (2018-2024)', cuyo objetivo es "impulsar la investigación sobre el pasado de Castilla y León, a través de la aplicación de la metodología arqueológica, con el objeto de generar y transferir conocimiento científico".

El programa de ayudas trata de incentivar por un lado la investigación aplicada al patrimonio cultural, a través de la contribución cooperativa con otros agentes, para impulsar proyectos arqueológicos de investigación, excavación, prospección y estudio de arte rupestre y, por otro lado también se trata de incentivar la innovación, orientada al empleo de nuevas tecnologías como los métodos no destructivos de estudio y documentación, técnicas geofísicas, analíticas físico-químicas o los Sistemas de Información Geográfica, concertando actividades con personas, empresas e instituciones que desarrollen tecnología o instrumentación para el desarrollo de iniciativas innovadoras.

A través de este programa de subvenciones, la Consejería de Cultura y Turismo añade a su tarea habitual de promover y autorizar las iniciativas particulares de investigación arqueológica, la de impulsar la excelencia en la realización de los trabajos, favoreciendo mediante su financiación las iniciativas privadas de mayor calidad, tanto en equipo técnico como en el empleo de tecnologías avanzadas y no invasivas. Se busca que prevalezca el interés científico de los trabajos de investigación, premiando la originalidad de las hipótesis y tesis que se planteen. Se valoran también positivamente, entre otras aportaciones, la innovación que plantee la metodología de trabajo y la adecuación del equipo humano y técnico al servicio de las tareas.

La cuantía inicial que se destinará a la concesión de las subvenciones previstas en esta convocatoria 2021 es de 220.000 euros, ampliables en otros 220.000 euros, en función de las solicitudes presentadas y las disponibilidades presupuestarias. Se manifiesta con ello un claro compromiso de la Junta de apoyo a los agentes investigadores fundamentales, tales como Universidades y Centros de Investigación, pero también a entidades privadas como asociaciones o empresas que utilicen de forma productiva el resultado de los conocimientos generados por los primeros. "Sin duda, estos proyectos innovadores reflejarán la capacidad de nuestra Comunidad y de los profesionales por situarse a la cabeza científica y técnica en España", ha afirmado.

Al finalizar, Ortega ha animado a todos a disfrutar de los otros dos grandes acontecimientos que concurren en esta provincia de Burgos, el Año Santo Jacobeo y el VIII Centenario de la Catedral de Burgos, que es una de las sedes de LUX, la nueva edición de las Edades del Hombre. "Se trata de una irrepetible y gran oportunidad para visitar estos Patrimonios de la Humanidad, que cuentan con el apoyo decidido de la Junta de Castilla y León, conscientes de que el patrimonio cultural es capaz de contribuir activamente al desarrollo territorial y a la activación de la economía local", ha concluido.

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad