OPINIÓN

Salvar al soldado HUBU

imagen
Juan V. Velasco | 20/09/2021 - 17:27h.

Hace dos años que el inefable Dr. Romo desembarcó en el Hospital universitario de Burgos. Su llegada motivó un inusual movimiento de los médicos exigiendo que "la mejor médico del mundo" les explicara las causas objetivas que llevaban al relevo en la gerencia y cual era el plan de la nueva Consejería para el Universitario de Burgos.

Esta semana se cumplirá el segundo aniversario de aquella famosa foto que reunía a casi todos los jefes médicos del hospital y de la que poco a poco han ido desapareciendo la inmensa mayoría.

Más de una veintena ya no ocupan esos cargos de responsabilidad e incluso en las últimas horas uno de ellos ha abandonado voluntariamente el HUBU.

En este tiempo también han abandonado la nave de Romo seis de sus directivos de confianza. Nombrados por él y que a pesar de contar con su confianza han salido huyendo despavoridos por los usos y costumbres gerenciales que por desgracia han visto tan de cerca.

Todo ello además de confirmar el refrán de, "que bien lleva el paso mi hijo porque todos los demás lo llevan cambiado" no viene sino a convertir al navío que solamente la insensatez ha podido poner en tan inefables manos, "ay, quien maneja mi barca que a la deriva me lleva", que si alguien no lo evita de inmediato chocará contra los acantilados de una realidad que no hará más que destrozar para siempre sus cuadernas.

El caos es tan formidable que por una vez y sin que sirva de precedente, el Partido Popular, siempre de perfil en los temas importantes de Burgos no ha podido por menos que denunciar la situación en la que se encuentra el hospital, a pesar de tener que tensar, aunque sólo un poquito, la coalición de gobierno de la Junta, y pedir el cese inmediato del gerente que en tan mala hora desembarcó en Burgos.

Pero ese grito de salvar al soldado HUBU, que viene aunque tarde a sumarse al que ya lanzara tímidamente hace unos meses el Colegio de Médicos no ha tenido la más mínima respuesta por parte de la sociedad burgalesa con capacidad para crear opinión e incluso decidir.

En primer lugar, el partido Ciudadanos, responsable de la gestión de la Consejería y por lo tanto del nombramiento del Dr. Romo, no sabe y no contesta. Encogidos de pavor tras la pública confirmación de Romo por parte del Vicepresidente de la Junta, el también galeno Igea, no son capaces de manifestar en público lo que dicen de uno y de otro en privado.

¿Cabe mayor muestra de cobardía política?

El Partido Socialista, tan defensor como proclama a los cuatro vientos de la Sanidad Pública, está asistiendo con la boca bien cerrada al desmantelamiento del HUBU. ¿Cómo va a denunciar lo que todo Burgos ve, si el causante del desastre formó parte de sus listas electorales a la alcaldía de Burgos? ¿Cabe mayor muestra de partidismo?

¿Dónde está la Plataforma para la defensa de la Sanidad Pública de Burgos? ¿Alguien puede tan siquiera imaginar la de desgarradores gritos por el megáfono que tendríamos que oír y la de pancartas que cegarían nuestros ojos si el desmán gerencial lo estuviera realizando por ejemplo el anterior gerente? Por lo tanto, ¿Cabe mayor muestra de manipulación social?

Pero lo que aun considerándolo de aurora boreal nos quedaríamos cortos es en la actitud de los médicos que trabajan en el HUBU. En esta misma página les comparábamos hace pocas fechas a los corderos cuyo silencio les llevaba inexorablemente al matadero sin que ellos hicieran algo para evitarlo.

Tras una semana, solamente uno de ellos, que sabe ya con certeza que el "César Romo" ha bajado el dedo para despojarle de su jefatura, uno más, se ha atrevido a hacer pública una carta. Y eso ha sido todo.

El resto solo está en el "qué hay de lo mío" dejando meridianamente claro lo que parece importarles lo de todos, lo que les importa el Hospital.

Toda una exhibición de cobardía, tragaderas y egoísmo. No hay ningún valiente, ni uno solo que quiera aceptar el mínimo sacrificio para salvar al soldado HUBU. Nadie, ni políticos, ni plataformas, ni profesionales.

Hace casi 2.200 años lo dijo Catón El Viejo "Cartago (HUBU) tiene que ser destruida (o)", y más tarde fue Julio César con "la suerte (del HUBU) está echada".

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad