sanidad

La Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos exige un plan de viabilidad para la recuperación integral del HUBU

HUBU

Dan por terminada la leal tregua que han observado por la pandemia y vuelven a exigir lo que, incluso buena parte del gobierno prometió: estudiar multidisciplinariamente un plan de viabilidad para la recuperación integral del HUBU.

burgosnoticias.com  | 23/10/2021 - 12:14h.

La reciente aprobación de las Cortes de la Propuesta que instan a la Junta de Castilla y León a iniciar de manera inmediata los trámites pertinentes destinados a alcanzar la reversión plena del Hospital Universitario de Burgos (HUBU)  vuelve a traer a la agenda política y social un problema que quedó oculto con la crisis covid.

Nos alegramos del hecho aunque somos escépticos sobre la voluntad de esta Junta de cumplir el mandato según señala la plataforma.

La Junta anterior, responsable del desatino que esquilma las arcas de la Comunidad lo negó y cargará siempre con su culpa. La de ahora tiene la grave responsabilidad de minimizar los daños, de lo contrario se hará cómplice de este  atentado al interés común de Castilla y León.

Nosotros damos por terminada la leal tregua que hemos observado por la pandemia y volvemos a exigir lo que, incluso buena parte del gobierno prometió: estudiar multidisciplinariamente un plan de viabilidad para la recuperación integral del HUBU.

A través de un comunicado dan la bienvenida a la aprobación en las Cortes de la moción que exige a la Junta a iniciar de manera inmediata los trámites pertinentes destinados a alcanzar la reversión plena de la concesión del HUBU. Devolver a la agenda social y política un fragrante atentado contra el interés público como es la concesión del HUBU es una buena noticia.

Desde el 2013 venimos explicando que esta concesión, como es propia del modelo y se ha demostrado en todo el mundo, es nefasta. Pero además lo ha sido más en nuestro caso porque aquí se ha visto gestionada de forma especialmente penosa.
Hay tres grupos de razones por las que conseguir la recuperación integral del HUBU, es una necesidad. El HUBU es un edificio privado que se nos alquila a precio de oro para que en él trabajen con serias dificultades nuestros excelentes profesionales. Y el casero solo tiene un objetivo, respetable, ganar dinero.

A- IRREGULARIDADES Y SOBRECOSTES
La primera de las razones. Hemos intentado que se aborde en los tribunales que no han querido entrar en materia. Se trata del proceder de la Junta en todo el proceso que creemos sospechoso de dejación de funciones y trato preferente con grave perjuicio público.

Resuelve la Concesión a la que a juicio de las comisiones técnicas de evaluación era la peor de las tres ofertas finalistas. Incluso dicha comisión propuso excluirla.
Permite que durante más de un año, la Concesionaria hiciera la obra que quiso sin ceñirse al proyecto aprobado y sin un proyecto que se haya podido conocer. Todo ello pese a la denuncia de la empresa supervisora externa que emitía informe bimensual escandaloso que propone la intervención por incumplimiento.
Por el contrario, regala a la concesionaria 24 meses de prórroga y "se inventa" unas necesidades nuevas que exigen obra por valor de 49 millones€. Una excusa que permite a la Junta rescatar a la concesión autoinculpándose del desaguisado en vez de expulsarles del contrato. No se hizo obra por ese importe ni mucho menos.
Pero no solo perdona sino que regala: Paga a la concesionaria todos sus gastos de funcionamiento, financieros... por valor de 30 millones y les indemniza con 47 millones de lucro cesante.
Por si era poco, les paga este dinero, a plazos a un interés mucho más elevado que el que hubiera obtenido en el mercado financiero.
La Junta no hace más que decir que el HUBU costó más porque se hizo más inversión. Falso. Declaran más inversión por valor de 110M€ (49 en obras y 60 en equipamiento). No hemos podido comprobar lo del equipamiento pero negamos rotundamente la obra en exceso por valor de 49M. Aun así, su nefata gestión nos ha hecho pagar 350 millones por una supuesta inversión de 110.
La Junta debió sancionar gravemente al concesionario y volver a licitar la concesión.


B- INEFICIENCIAS Y CONFLICTOS POR LA GESTIÓN DUAL:


La propiedad de la infraestructura del hospital permitiría al Sacyl el control completo de los complejísimos procesos que se imbrican para permitir una prestación sanitaria de calidad. Hoy día tenemos dos direcciones con objetivos diferentes y frecuentemente contrapuestos. Hay que recordar los más de 20 procedimientos judiciales presentados por Eficanza contra la Junta Esta duplicidad entorpece al final el trabajo del profesional y la optimización de los recursos. Entre los 14 servicios privatizados los hay de enorme impacto en la seguridad de paciente que no están bajo control de la gerencia médica. Diremos más, tampoco están controladas por Eficanza que los tiene subcontratados a su vez a otras tantas empresas

Solo por este motivo, sin considerar la parte económica, sería necesario recuperar el HUBU.

C. SOBRECOSTE EVITABLE:
El contrato que nos compromete hasta 2036 es un constante despilfarro de dinero público cada año. Cuando elaboramos nuestro Segundo Informe, el precio de la operación se calculaba oficialmente en 1.667 millones de euros (657 por encima de lo proyectado) Sin embargo esto es solo una previsión. De entonces aquí ya ha subido por las adecuaciones de los precios de mercado... Nadie sabe el precio final pero por la propia naturaleza del contrato, se incrementará muy notablemente. El propio Tribunal de Cuentas acaba de advertirlo en un reciente informe. El modelo estipula un retorno asegurado y sustancioso al concesionario.

En estos días de conmoción ante la magnitud de las listas de espera, queremos recordar el impacto de los sobrecostes del contrato del HUBU. A modo de ejemplo, con los más de 40M€ de sobrecoste anual pagados desde el inicio de la actividad del HUBU, durante cada uno de los últimos ocho años podríamos haber construido 1 centro de salud nuevo (6 M€), además de contratar personal por valor de 32 M€ anuales que dan cada año para 212 especialistas (en medicina, farmacia, odontología), 236 sanitarios (enfermeras, logopedas, trabajadores sociales, fisioterapeutas...), 97 técnicos (157 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería), 104 administrativos, y técnicos de mantenimiento y 100 celadores). Podríamos disponer cada año de 2 M€ cada adicionales destinados a farmacia, y otros 2 M€ destinados a prevención y promoción de la Salud. Estos datos que hicimos públicos en 2018 demuestran el enorme impacto para toda la Comunidad Autónoma que ha supuesto la decisión de construir el HUBU con la formula de concesión PPP.

De los 1.667 millones ya hemos pagado una parte (unos 550) pero estamos a tiempo de reducir muy sustancialmente el precio del hospital en el futuro, recuperando su propiedad. Hay un mínimo de 1.200 millones en juego. Una recuperación inteligente puede reducir este precio muy sustancialmente. Pese a los que argumentan que "encima, no vamos a paga aún más", planteamos un proceso que nos conduzca a NO A PAGAR AÚN MÁS SINO A EVITAR PAGAR UNA BUENA PARTE de lo que, si no hacemos algo, tendremos que pagar hasta 2036.

Nada más constituirse la nueva Junta en 2019 comenzamos las reuniones para conseguir que la Junta creara un grupo de técnicos para elaborar un plan de salida. Luego vino la Covid y asumimos que la situación exigía todo el esfuerzo de Sanidad. Hemos sido respetuosamente leales. Ya es hora de abordar el problema. Una parte de la coalición prometió en su programa hacerlo, incluso lo llevó al acuerdo de gobierno.

La Junta anterior, responsable del desatino lo negó y cargará siempre con su culpa. La de ahora tiene la grave responsabilidad de minimizar los daños, de lo contrario se hará cómplice de este atentado al interés común de la Comunidad.

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad