POLÍTICA

La vicealcaldía de Vicente Marañón cuesta al Ayuntamiento más de 350.000 euros al año, según Ángel Martín

daniel-vicente-pacto-delarosa-octubre
María C. | 06/05/2021 - 12:26h.

Del pacto del Gobierno al pacto de la ruina. Así califica el portavoz de Vox Burgos, Ángel Martín, el acuerdo que alcanzaron Daniel de la Rosa y Vicente Marañón. Este concejal del Ayuntamiento de Burgos asegura que el alcalde está "dispuesto a darle lo que sea" al representante de Ciudadanos con tal de permanecer en el sillón.

Para ello, pone de ejemplo el despacho del vicealcalde, que cuesta, según señala Martín, 200 euros al día, esto son 40.000 euros al año. Dinero que, lamenta, no se pueda ingresar porque está ocupado por Marañón.

"Lo único que preocupa al señor Marañón es su imagen"

A esto hay que añadir además, los contratos que licitan desde Promueve para que "le asesoren" en diferentes ramas. Esto ronda los 250.000 euros al año.  Y "por si fuera poco" se va a materializar 64.000 euros al año para contratar al asesor de imagen del vicealcalde, con el único propósito, apunta Martín, de que "lave y difunda la imagen de Vicente Marañón".

No solo las facturas suponen coste para los ciudadanos de Burgos. El portavoz de Vox también habla del coste de oportunidad del pacto de este bipartito municipal. Es decir, aquellas ocasiones perdidas.

Sobre esto detalla los "continuos errores en urbanismo" basados en deshacer lo hecho, la incapacidad para gestionar las ayudas a autónomos, el retraso "indeterminado" en proyectos de la ciudad, como el Mercado Norte, la incapacidad para gestionar planes de promoción, o las nulas mejoras en el aeropuerto de Burgos, pese a que está en manos del "gran experto en la materia". En esta línea hay que recordar que el contrato con Air Nostrum cuesta 1.200.000 euros al año.

Por todo ello, considera que la ciudad pierde y se desvanece día tras día, ya que, lejos de obtener beneficios, hay que "soportar cargas" por tener un pacto PSOE-Cs. Martín lo tiene claro, en Burgos "no avanzamos, no crecemos, no mejoramos".

Así, se dirige a los ciudadanos y les explica que "cuando afronten los gastos municipales", parte de lo que pagan se destina para tener a Vicente Marañon contento, para que sigan los mismos asientos ocupados, y cuestiona si eso no puede considerarse corrupción.

"Si no saben qué hacer, que hagan el favor de irse"

Pide reflexión y asegura que hay otro modo de gestionar la ciudad, "pensando en el ciudadano y no el político", bajo las siglas de Vox.

A pregunta de los periodistas, subraya que esta consideración no tiene que ver con las elecciones en Madrid, ya que lo han puesto en evidencia en más de una ocasión. Dice que únicamente lo reiteran tras conocer que, finalmente, la asesora de Marañón ya ha sido adjudicada.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad