PANDEMIA

La Junta estudia nuevos confinamientos en nueve zonas básicas de salud de Burgos

igea-casado
Junta CyL.

La Junta de Castilla y León estudia nuevos confinamientos en zonas con alta incidencia de COVID-19. Vincula las restricciones de movilidad a los brotes que se descontrolen y pasen a transmisión comunitaria y hay 35 zonas en riesgo.

Laura Cornejo | eldiario.esCyL | 03/08/2020 - 18:23h.

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha informado este lunes de que se están estudiando nuevas limitaciones de la movilidad en zonas básicas de salud de la Comunidad en las que se está produciendo una alta incidencia de casos de COVID-19, si bien hasta el momento sólo se ha producido transmisión comunitaria en Íscar y Pedrajas de San Esteban (Valladolid), lo que hace necesario el confinamiento.

En este momento hay 35 zonas básicas de salud en las que la tasa de incidencia supera los 2,5 casos por cada 10.000 habitantes , por los que la consejera ha insistido en la prudencia antes de llegar a confinamientos como los que se han aplicado en los dos municipios vallisoletanos.

La situación de cada zona básica de salud puede consultarse en la web de la Junta. En aquellas que aparecen en amarillo (más de 2,5 casos por cada 10.000 habitantes) o rojo (transmisión comunitaria o aumento importante de casos) deben extremarse las medidas de precaución. En este momento en esa situación están Íscar y Pedrajas de San Esteban (Valladolid), y Aranda de Duero (Burgos).

Las 35 zonas básicas de salud en riesgo están repartidas por toda la Comunidad. En Ávila, Cebreros; en Burgos: Aranda Norte, Aranda Sur, Aranda Rural, Burgos Rural Norte, Burgos Rural Sur, Gamonal, Miranda de Ebro Este, Villarcayo y San Agustín; En León, Matallana de Torío: en Palencia, Baltanás, Carrión y Palencia Rural, en Salamanca, Bejar, Pedrosillo el Ralo, Garrido Norte y Villalobos; en Segovia, Cuéllar, Villacastín y El Espinar; en Soria, Gómara, Soria Norte, Soria Sur y Soria Rural; en Valladolid; Tordesillas, Íscar, Tudela de Duero, Valladolid Rural y Cigales, y en Zamora, Benavente Norte, Mombuey, Santa Elena y La Guareña.

Casado ha asegurado que hasta el momento los brotes están "controlados" pero que se están produciendo cambios después de 99 días de estado de alarma y 44 desde el levantamiento. La consejera ha querido agradecer a todos los ciudadanos de Íscar y Pedrajas y a sus alcaldes "no sólo por las medidas sino por el talante".

Hasta el momento, Castilla y León ha tenido 20.869 positivos por pcr y hay 72 casos nuevos notificados este lunes. De los afectados, sólo 11 han presentado síntomas. En los últimos tres días se han detectado 180 casos nuevos, de los que sólo el 40% presentaban síntomas. La mayor incidencia está en Íscar, con un índice de 38,8. En los hospitales ha subido levemente la ocupación y hay 45 personas ingresadas, 6 de ellas en la UCI.

"Esta es una enfermedad de reciente aparición y seguimos aprendiendo cada semana cosas nuevas. El virus es altamente contagioso, letal en algunos casos y puede afectar también a personas jóvenes y niños, aunque estos tienen menor afectación. Si la están teniendo los jóvenes", ha advertido la consejera. Casado ha añadido que aún no se conoce qué inmunidad produce el virus y que el calor "no atenúa la enfermedad", como se pensaba en un principio. "Cuando aumenta la circulación aumenta el contagio y más en lugares cerrados. El aislamiento y la cuarentena son las mejores herramientas de contención", ha recordado. Para Casado la enfermedad continúa "en la primera ola", porque "aún no se había salido de la primera".

Respecto al brote de Íscar y Pedrajas, en Fase 1 desde el pasado domingo, ha precisado que en principio el confinamiento será de 14 días y que es importante que se cumplan y se hagan cumplir las medidas porque hay 50 casos activos.ç

615 rastreadores en Castilla y León

En la provincia de Burgos hay un brote en Miranda de Ebro y otro en la capital; otro estabilizado en León; uno en Chañe (Segovia); dos en la provincia de Soria en una granja y en un centro social de Cruz Roja, este último con 17 positivos; también en la provincia de Salamanca, con seis positivos, y en Zamora, con cuatro casos de origen familiar en Manganeses de la Polvorosa, mientras que en Valladolid permanece estable el brote de La Cistérniga y se mantienen contactos para valorar el levantamiento del confinamiento domiciliario en el del barrio de las Delicias en la capital.

Ante esta situación, Verónica Casado ha anunciado que se intensificará la vigilancia y se ha dado orden de comenzar a peinar el cien por cien de las residencias, tanto públicas como privadas, informa Europa Press.

También ha destacado la consejera la alta proporción de rastreadores con que cuenta Castilla y León, 615, por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de uno por cada 5.000 habitantes, 36 de ellos para la provincia de Ávila, 114 en la de Burgos, 66 en León, 35 en Ponferrada, 42 en Palencia, 90 en Salamanca, 40 en Segovia y en Soria, 53 en Valladolid Oeste, 52 en Valladolid Este y 47 en Zamora.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad