PANDEMIA

Un S.O.S gigante representa el hartazgo de los hosteleros de Miranda

hosteleria-miranda
lademiranda.com | 28/11/2020 - 19:44h.

Los hosteleros de Miranda de Ebro han vuelto a salir a la calle este viernes para mostrar su hartazgo y malestar con las últimas decisiones de la Junta de Castilla y León. Una nueva convocatoria de la Asociación de Hostelería Altamira, en la que han pedido el apoyo y respaldo del resto de sectores, como el comercial, que también se está viendo seriamente perjudicado por las restricciones del Gobierno autonómico.

"Descontentos y decepcionados". Así se sienten los cientos de empresarios del sector, que no podrán reabrir sus negocios de cara al puente, a pesar de los buenos datos de incidencia que registra la ciudad, por debajo de los 300 casos por cada 100.000 habitantes.

Hay que recordar que la Junta de Castilla y León ha impuesto la unidad provincial como criterio para desescalar y flexibilizar las restricciones, siempre y cuando la incidencia sea inferior a los 400 contagios por cada 100.000 habitantes. Hasta ahora, solo Ávila y Segovia cumplen con estos criterios y han podido abrir este viernes sus negocios. Sin embargo la provincia de Burgos está muy lejos de esta cifra con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que los datos de la capital lastrarán al resto de municipios, a pesar de su buena incidencia.

Los hosteleros recuerdan a la Junta que cuando Miranda de Ebro registraba una incidencia muy alta y una alta ocupación en su hospital, la Junta decidió cerrar perimetralmente la ciudad, utilizando el municipio como criterio para imponer restricciones. De esta forma Miranda ha tenido que estar cerrada, con lo que esto supone para cientos de negocios, mientras en el resto de la provincia no se aplicaban restricciones a la movilidad.

Por eso no entienden como ahora, que Miranda registra buenos datos y una evolución positiva, no se levantan estas restricciones, manteniéndolas en la capital, donde la incidencia es muy superior. "La vara de medir no es la misma", aseguran los hosteleros.

En este sentido, esta tarde han vuelto a manifestar su hartazgo y a exigir a la Junta un cambio de criterio para que puedan reabrir sus negocios de manera inminente. "Ya está bien. Pedimos que esta tomadura de pelo llegue a su fin. Solo queremos que nos escuchen de una vez por todas", insisten desde el colectivo. En este sentido advierten de que están "cansados, decaídos, desmotivados y arruinados", porque han cumplido las normas pero "no ha servido para nada".

En el manifiesto que han leído desde la Asociación han reiterado que "quieren trabajar porque sus negocios son seguros y cumplen con las normas higiénico sanitarias". También han mostrado su rechazo ante la posibilidad de que en su reapertura, solo puedan abrir el 30% de los establecimientos y el 70% de las terrazas, porque en Miranda esto no es asumible.

También han recordado que a pesar de estar cerrados, estos negocios tienen que seguir pagando un alquiler, una hipoteca, y los suministros fijos como la luz o el agua. Por eso también exigen ayudas directas y un plan de rescate al sector que dé un balón de oxígeno a estos negocios. Porque de lo contrario, muchos de ellos se verán abocados a su cierre definitivo.

Cerca de 400 personas han participado en la concentración, que ha tenido lugar a las 20:30 horas en el parque Antonio Machado, mostrando su apoyo al colectivo. Los asistentes han dibujado con velas un S.O.S gigante simbolizando la situación que está viviendo el colectivo.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad