PATRIMONIO

Tres monumentos de Burgos entran en la Lista Roja por su estado de abandono y ruina

monasterio-santa-maria-real-vilena
Foto: destinocastillayleon.es

Estos tres monumentos forman parte de los seis de Castilla y León que han entrado en la lista roja. Se trata de Monasterios, Iglesias, un colegio, una fortaleza y hasta un poblado minero en las provincias de León, Salamanca y Burgos.

Hispania Nostra | 13/04/2019 - 09:52h.

En Burgos hay otros tres monumentos que entran en la Lista Roja

Foto: 3.bp.blogspot.com
Foto: 3.bp.blogspot.com

La Torre de los Porres, en Cidad de Valdeporres, es un conjunto formado por una casa fuerte con una torre anexa, todo ello del siglo XIV. La torre aun se encuentra en pie, no así el resto del edificio que está en ruina, los techos colapsaron así como varias de las paredes, haciendo difícil identificar los espacios. La torre de estilo gótico que se mantiene en pie ha perdido la cubierta pero aún mantiene las almenas.

 

Foto: condadodetreviño.es

 

La iglesia parroquial de San Esteban de Sáseta tiene algunos elementos románicos de una construcción primitiva, aunque mayoritariamente es de estilo gótico. Posee una bóveda nervada de crucería formando una estrella apoyada en ménsulas con sartas de bolas.

 

Foto: condadodetreviño.es
Foto: destinocastillayleon.es

Actualmente se encuentra en un estado ruinoso y lamentable, tiene un agujero en la cubierta y ha sufrido todo tipo de expolios durante el tiempo que ha estado abierta y abandonada. Ha sido recientemente perimetrada con valla por el Obispado de Vitoria por el desprendimiento de tejas.

 

Por último, y también en Burgos, se encuentra el monasterio de Santa María la Real (Vileña), del siglo XIII. Se trata de un monasterio formado por una iglesia, claustro y dependencias monacales. Poseía una huerta en la ladera del valle que conforma el Río Oca, en la que se asienta la villa de Vileña. Tiene una superficie de 20.500 metros cuadrados. La iglesia es de planta de cruz latina de una sola nave. Actualmente conserva restos de los muros de piedra de mampostería y sillares, además de un pórtico saliente con arcos de medio punto en dos de sus caras y bóveda de aristas decorada. Además, se mantiene en pie parte de la tapia de mampostería que delimitaba el área del convento.

El 21 de mayo de 1970 un terrible incendio destruyó casi por completo el monasterio, obligando a las monjas a trasladarse a unas dependencias nuevas y muy modestas en la localidad del Villarcayo, donde instalaron un museo con los restos que lograron salvar del incendio, entre los que se encontraba el sepulcro de la fundadora. Este museo se cerró en el año 2008, cuando las tres últimas monjas del nuevo Monasterio lo abandonaron para trasladarse a un pequeño convento en el barrio burgalés de San Cristóbal. Concretamente fueron al Convento de San Felices de Calatrava. Su contenido se encuentra repartido entre el Museo Provincial y el Museo del Retablo de Burgos.

Foto: destinocastillayleon.es

 

Tras el incendio, el conjunto se ha ido desmoronando con el paso del tiempo. La mala calidad de la construcción, en su mayoría de adobe y ladrillo, y el abandono y la despreocupación de su propietario hacen que actualmente solo se conserven parte de sus muros. La espadaña tuvo que ser derribada para evitar un accidente por peligro de derrumbe.

León y Salamanca

En León, el poblado minero de Peña del Seo.

El hospital antiguo de Guadramiro y el colegio de Carvajal, en Salamanca.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad