PANDEMIA

COVID en Burgos dato a dato: Porqué estamos en nivel 4 y cómo salir

riesgo
María C. | 13/01/2021 - 19:33h.

El área de Datos Abiertos de la Junta de Castilla y León actualiza a diario la situación COVID-19 en toda la Comunidad. Hasta el martes 26 de enero, en principio, están cerrados gimnasios, centros comerciales y los interiores de hostelería, y muchos se preguntan el porqué. Estos son los datos que se reflejan de la provincia de Burgos, dato a dato.

Indicadores de riesgo

Aquí la Junta tiene en cuenta el número reproductivo básico instantáneo, es decir, el promedio de personas que cada persona contagiada puede llegar a infectar. Estipulan que lo óptimo o deseable es que esta variable sea igual o esté por debajo de uno, y a fecha 13 de enero la provincia supone un 1'37. Es la segunda más baja de Castilla y León, solo mejora la cifra en Palencia con 1'22.

Sin embargo, no tienen en cuenta solo este factor, la tasa de incidencia acumulada, ya sea en 14 o 7 días, es un indicador de riesgo, y en este caso, aunque con la cifra más baja de toda la Comunidad, Burgos tiene un 315'72 y 207'03 (respectivamente). Según la gráfica de CyL esto hace que estemos en riesgo muy alto, como también lo estamos al tener en cuenta la ocupación UCI por COVID-19, que es de un 28'09%. De esta variable depende la presión sanitaria, y el porcentaje se sitúa en tercera posición. Con mejores cifras están en los hospitales de Salamanca y León, aunque solo el riesgo de Salamanca es medio, con un 13'51%.

Al contrario, la ocupación en planta del HUBU refleja mejores resultados. Con un 6'43% es la provincia con menor ocupación por COVID y el riesgo en este caso es medio.

Si nos fijamos en la positividad global de las pruebas diagnósticas por semana, Burgos entra en riesgo alto con un 14'50%.

¿Qué tendría que ser para entrar en la normalidad?

En lo que respecta a la incidencia acumulada, en 14 días debería rondar los 25 o menos, mientras que en 7 días sería de 10 o menos.  Como dato, para estar en riesgo bajo estos datos deberían ser de 50 a 25 y de 25 a 10, respectivamente. Para salir del nivel 4, debería ser de mínimo de 150 ó 75, respectivamente.

La ocupación en UCI de pacientes COVID debería ser, para salir de la fase 4, de menos de un 25%, y para entrar en la normalidad de menos de un 5%. Sobre la ocupación en planta, la Junta considera que del 2 al 5% se está en riesgo bajo.

Y finalmente, la positividad global de las pruebas diagnósticas por semana debería ser de 7 a 10% para estar en riesgo medio. Menos del 4% para entrar en la fase de normalidad.

Cinco de los ocho de los factores que tiene la Junta en cuenta, para considerar un provincia en un nivel o en otro, están en riesgo muy alto. Uno en medio, otro en alto y el porcentaje de casos con trazabilidad bajo, con un seguimiento del 68'11% de los casos.

Incidencia por Zonas Básicas de Salud

Este dato muestra el número y porcentaje de personas que han enfermado por número de tarjetas sanitarias en cada zona básica de salud.

En este caso, el mapa de la provincia muestra una alerta roja en los principales núcleos de Burgos, como son el Alfoz y cuidad, la comarca de Aranda y Miranda, y las zonas de Espinosa, Melgar, Quintanar de la Sierra y Belorado.  En Miranda, Espinosa y Belorado la situación es más preocupante, con unos niveles de entre 13'9 y 18%.

Por el contrario, en alerta baja están el Condado de Treviño, Sedano, Valles de Tobalina, Valdebezana, De Losa y De Mena. El resto de la provincia está en riesgo naranja, es decir, medio (5'7 - 9'8%).

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad