alta velocidad

ADIF retirará una parte del viaducto del AVE sobre el Arlanzón al encontrar deficiencias

Adif Alta Velocidad iniciará en los próximos días la retirada de una parte del viaducto de 180 metros sobre el río Arlanzón, actualmente en construcción y situado en el tramo Estépar-Variante Ferroviaria de Burgos de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Venta de Baños-Burgos, al detectar deficiencias.

imagen
burgosnoticias.com  | 08/01/2018 - 20:05h.

Según una nota de prensa difundida por la compañía de infraestructuras ferroviarias, ya ha comunicado la decisión al contratista y le ha otorgado un plazo de unos seis meses para culminar el nuevo tablero, que es la estructura que presenta los desperfectos.

La razón de este cambio es que en los controles de seguimiento que realiza Adif Alta Velocidad para garantizar la seguridad de las obras se han detectado algunas deficiencias, que no afectan a las pilas del viaducto, pero ponen en evidencia incumplimientos de las prescripciones técnicas que Adif exige a estructuras de estas características e incumplen la normativa.

Por esta razón, Adif ha decidido ordenar a la empresa adjudicataria la retirada del tablero y una nueva ejecución que cumpla rigurosamente con todas las prescripciones de calidad.

Dado que las pruebas realizadas en los últimos meses detectaron daños visibles y arrojaron dudas razonables sobre la seguridad, funcionalidad o duración de la estructura, Adif Alta Velocidad encargó una campaña de extracción de testigos del tablero del viaducto.

De esta manera, se comprobó que, entre otras deficiencias, las resistencias del hormigón de la estructura construida eran inferiores a las exigidas en el proyecto.

El viaducto sobre el río Arlanzón, ubicado entre los términos municipales burgaleses de Frandovínez y Buniel, es una estructura de hormigón pretensado de 180 metros de longitud que se apoya sobre dos pilas y dos estribos, creando tres vanos (espacio entre pilas) con luces que van de los 50 a los 80 metros. El tablero es continuo y de sección variable y se ejecutó in situ con el empleo de una cimbra porticada.

El subtramo del AVE Estépar-Variante Ferroviaria de Burgos tiene una longitud de 11,5 kilómetros y discurre por los términos municipales de Estépar, Cabia, Frandovínez, Buniel y San Mamés de Burgos, todos ellos en la provincia de Burgos.

Todas estas complicaciones, harán que se retrase aún más la llegada del AVE a Burgos, unas obras que tenían que haber estado finalizadas hace ya varios años y que han sufrido numerosos contratiempos.

publicidad