PUEBLOS MÁS BONITOS CYL

Peñalba de Santiago, una localidad para buscar el silencio y la tranquilidad

Foto: Peñalba de Santiago

Situado en el corazón espiritual del Bierzo, entre las alturas de los Montes Aquilanos, Peñalba de Santiago es uno de los "pueblos más bonitos de España".

burgosnoticias.com  | 18/03/2019 - 00:00h.

Peñalba de Santiago, declarado Bien de Interés Cultural en 2008, se ubica en la cuenca del río Oza, en el corazón de la Tebaida leonesa, que forma parte de la cadena montañosa de los Montes Aquilanos, en la comarca de El Bierzo (León).

Cueva de San Genadio
Cueva de San Genadio.Foto: Peñalba de Santiago

 

El pueblo fue fundado en el siglo X por San Genadio, siendo un pequeño monasterio de influencia mozárabe su primera construcción. Cerca del pueblo, a unos 30 minutos a pie, aún se puede visitar la cueva de San Genadio, donde según cuenta la tradición se retiró el santo para meditar. Se dice que en su búsqueda de silencio llegó a mandar callar a las aguas del rio Oza. No es de extrañar, por la tranquilidad y el silencio que encontramos,  que este valle  se conozca hoy con el nombre de Valle del Silencio. Actualmente el pueblo tiene apenas 20 habitantes, pero dispone de restaurante, cantina y varios alojamientos rurales, dada  la cantidad de personas que hasta allí se acercan, si bien es cierto que es toda una odisea llegar en coche por la estrechez de la carretera que lleva hasta el pueblo, ya que es habitual tener que parar varias veces, apartarse a un lado y con mucha dificultad permitir el paso de uno de los dos vehículos que se encuentran en la vía.

Peñalba es símbolo de tranquilidad y naturaleza. Para acceder a este pueblo, declarado conjunto histórico artístico en 1976, hay que recorrer todo el valle que en su tiempo también se llamó la senda de los monjes. Tan sólo el paseo para llegar a este mirador merece la pena. Desde aquí se divisa la magnificencia de la vegetación en un amplio espectáculo cerrado por los altos de los farallones, con las cumbres de la Silla de la Yegua, el Pico Tuerto y la Aguiana.

Todo esto favorece a que uno aún pueda encontrar allí ese famoso silencio que obsesionaba a San Genadio y por supuesto, las vistas merecen el recorrido.

En esta localidad con encanto solo puede visitarse la iglesia de Santiago de Peñalba y la cueva de San Genadio. La iglesia es el único edificio que sobrevive del antiguo monasterio, construido entre el 909 y el 937. Destaca por su exótico toque mozárabe, especialmente notable en una de sus puertas.

En cuanto a la cueva, se trata de una simple cavidad, abierta todo el año, a la que se accede desde el pueblo tras una pequeña caminata, teniendo en diferentes épocas climatológicas que sortear algún pequeño descenso de agua.

El pueblo constituye el mejor y más conservado ejemplo de arquitectura popular de la serranía berciana. Es de tipo concentrado y compacto, agrupándose todo él en torno a la iglesia.

Iglesia de Santiago
Iglesia de Santiago. Foto: Peñalba de Santiago

 

Dentro de su estructura urbana pueden distinguirse tres áreas fundamentales y de antigüedad diferenciada: la primera se extiende al este de la iglesia, en la parte más alta, y su origen dataría del poblado surgido al abrigo del monasterio. La segunda cubre el flanco norte, sobre el solar que ocuparían las desaparecidas dependencias monásticas, a juzgar por los vestigios de cimentaciones halladas y por las frecuentes piedras marmóreas y labradas que se han aprovechado en la construcción de las viviendas allí existentes. La tercera zona ocupa la parte sur, frente al pórtico de la iglesia, donde se hallaban las huertas y el cementerio de los monjes. Es posible que la zona más moderna corresponda al conjunto de la calle Real, con rincones, llenos de sabor popular, que encuentran su máximo exponente en la hilera de corredores que se proyectan contra los gigantes calcáreos de Pico Cueto.

Las casas, construidas con piedra pizarra, suelen ser de planta rectangular y en algunas se observan todavía esquinas redondeadas, característica muy arcaica, resultante de la evolución de la vivienda castreña. Normalmente tienen dos plantas: la inferior, para cuadras, bodega y almacén de aperos de labranza, y la superior, dedicada a vivienda. Elemento generalizado en esta segunda planta es la solana o corredor, siempre de madera y en voladizo, que parcialmente se cubren con tablones para resguardo del viento y del frío, aunque tampoco faltan corredores balaustrados, con la más variada y sencilla gama de elementos decorativos.

Especialmente digna de mención es la conocida por "Casa de los Diezmos",  restaurada, donde según la tradición popular se guardada la décima parte de las cosechas con la que cada vecino debía contribuir al sostenimiento de la Diócesis de Astorga, puesto que esta comarca pertenece administrativamente desde el punto de vista religioso a ella.

Y es que hablar de etnografía en Peñalba es hablar de lo cotidiano, de sus costumbres, de las tradiciones y de las faenas agrícolas y de sus fiestas, con el patrón Santiago  como manifestación más importante (por algo esta zona está próxima al Camino Francés de Peregrinación).

Foto: Peñalba de Santiago
Foto: Peñalba de Santiago

Lo mejor de Peñalba es su arquitectura popular, su entramado de calles y  su ubicación ideal para practicar senderismo. Desde Peñalba existen dos rutas señalizadas: el Camino de las Herrerías (Peñalba – El Acebo, 18km) y el Camino del Silencio (Peñalba – Las Médulas, 30km).  También se puede optar por hacer un recorrido circular, el "sendero de la Tebaida Berciana", de 14km.

Estas caminatas son una buena oportunidad para seguir conociendo El Bierzo no sin antes probar algún producto típico regional como por ejemplo el botillo y los pimientos, regados con un buen vino Denominación de Origen.

Las fiestas que celebran son: 24 de Junio, la Hoguera de San Juan; el 23 de Julio la Fiesta Mozárabe; el 25 de Julio la Fiesta de Santiago, y el 12 de Noviembre su Magosto,  fiesta tradicional relacionada con la recolección de la cosecha de castañas

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad