UNIVERSIDAD

La UBU prueba con éxito un sistema de eliminación de patógenos, desarrollado por empresas burgalesas

pruebas
burgosnoticias.com  | 21/12/2020 - 16:42h.

Desde el Área de Salud Pública y Medicina Preventiva del Departamento de Ciencias de la Salud de la UBU, se realizó la evaluación inicial de las posibilidades del sistema; y posteriormente, el grupo de investigación TECNOFOOD, con larga experiencia en microbiología ambiental en plantas alimentarias, han realizado 9 ensayos con resultado favorable.

El ensayo más significativo, ha consistido en dispersar en el aire de una habitación bacterias, y tomar muestras de aire cada 5 o 7 minutos. Se ha comprobado que las bacterias se mantienen en el ambiente, hasta que se enciende el sistema, y en un periodo de 5 a 10 minutos, resultan reducidas de forma significativa.

Adicionalmente se han tomado muestras de las paredes, suelo y mobiliario de la habitación, y también se ha comprobado que en las superficies la bacteria muestra, también resultan reducidas de forma significativa después de unos minutos.

Los experimentos se han realizado con bacterias grampositivas y gramnegativas, en una habitación controlada, y con el sistema funcionando en potencia de radiación UVC reducida,  para apreciar mejor los resultados

El sistema utiliza ondas electromagnéticas, tipo UVC, aplicadas sobre el aire y las superficies de forma combinada y alternada. Esto resulta muy útil, dado que todo patógeno transportado por el aire se puede depositar en una superficie.

Se ha considerado que reduciendo la cantidad de patógenos en el aire y en las superficies, se reduce el riesgo de transmisión de contagio de enfermedades.

Se conoce desde hace más de medio siglo, que este tipo de emisores tienen la capacidad de eliminar patógenos; por aplicación de una dosis de radiación objetivo, que se consigue ajustando el tiempo de exposición según la potencia del emisor. Generalmente, cuanto más pequeño es el patógeno más fácil es eliminarlo. Existen numerosos estudios que acreditan esta utilidad, indicando a modo informativo los de Jensen MM. 1964. Inactivation of airborne viruses by ultraviolet irradiation. Appl. Microbiol. 12:418–420.

Los patógenos sobre los que actúa son muchos. Además de los coronavirus, también estarían los de la gripe, la tuberculosis, etc; y en general, cualquier patógeno susceptible de transmitirse por el aire o por las superficies, ya sean virus, bacterias, u hongos.

La dificultad para aplicar esta tecnológica, radica en que la cantidad de radiación que resulta eficaz contra la mayoría de los patógenos es perjudicial para las personas sin protección. Por este motivo, el sistema y se han implementado numerosos sensores que aseguran el funcionamiento seguro.

El sistema dispone de dos modos de funcionamiento alternativos. Uno actúa sobre el aire del recinto, que puede estar ocupado por personas desarrollando sus actividades habituales con total normalidad y sin necesidad de protección alguna; gracias a un novedoso sistema de filtros de radiación y de juntas de partes móviles, recientemente registrados en la oficina de patentes. Se instala en un paramento vertical, de forma que toma el aire de la zona inferior, próxima a los pies y más contaminada; para expulsarlo libre de patógenos en la zona superior, próxima a la cabeza. De esta forma se favorece que el aire próximo a la cabeza de las personas sea el que está más limpio de patógenos.

El otro modo, se aplica cuando el recinto no está en uso. Se acciona con llave y cuenta con varios detectores de presencia que impiden el accionamiento por error o lo detiene si alguien entra en el recinto por accidente. Estas medidas son necesarias, puesto que la energía de onda electromagnética emitida elimina los patógenos de todas las superficies sobre las que incide. La disposición vertical del emisor lineal, permite alcanzar la mayoría de las superficies del recinto; y la acción del ventilador permite actuar sobre las partículas susceptibles de ser arrastradas por el aire.

Una de las ventajas del sistema, es que puede regularse para proporcionar cualquier dosis de radiación, por lo que puede ser eficaz contra todos aquellos patógenos cuya resistencia al UVC sea menor que la proporcionada por el sistema. Ya hay varios estudios publicados sobre la eliminación del SARS-COV2 utilizando ondas electromagnéticas, tipo UVC.

Está previsto continuar con los ensayos, con objeto de cuantificar con precisión los resultados frente a distintos patógenos y ambientes.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad